¿Fotografiar el momento hace que se estropee?

Creo que estaremos todos de acuerdo en que la fotografía se ha convertido en un fenómeno de masas. Es raro que a lo largo de nuestro día, sobre todo encontrándonos de vacaciones, no desenfundemos nuestro teléfono móvil para para inmortalizar el momento con una fotografía. ¿Y estamos haciendo lo correcto? ¿O fotografiar el momento hace que nos perdamos la experiencia de vivirlo realmente y disfrutarlo?

Solo en la red Instagram, se publican más de 80 millones de fotografías al día en todo el mundo. Las personas comparten sus selfies, sus viajes, su día a día, y otros momentos a través de imágenes, la mayor parte captadas con sus teléfonos móviles. Esta es solo una pequeña parte de todo lo que se capta a través de cámaras cada vez más accesibles a todo el mundo.

fotografia-psicologia-movil

Seguro que te has encontrado en más de una ocasión en la que estabas disfrutando de una situación especial y alguien ha sacado una cámara para captar el momento. Y seguro que alguna vez has escuchado a alguien decirle (o tú mismo has dicho) a esa persona que guardase la cámara o se perdería lo que estaba viviendo, que no lo disfrutaría o que no se limitase a vivir su vida a través de la pantalla de la cámara. ¿Te resulta familiar?

Por otro lado, tenemos a los defensores de “inmortalizar el momento”. Esa persona que lo fotografía todo, explicando que así guardará siempre el recuerdo de ese momento, para poder disfrutarlo de una forma similar cuando este ya haya pasado. Centrados en el futuro y no en el presente. ¿Y si te dijese que fotografiar esas experiencias positivas te permite disfrutarlas mas?

fotografia-psicologia-motivacion

Varios estudios de Kristin Diehl, de la Universidad de California del Sur, estudiaron este fenómeno. Kristin y su grupo de investigadores pensaron en un principio, como muchos de nosotros, que hacer fotografías estropeaba el momento. Pero su sorpresa fue descubrir que esto no ocurría.

En sus investigaciones, contaron con dos grupos de personas a los que les hacían dar un paseo por la ciudad, por un mercado, por museos… Al primero de los dos grupos se les animaba a fotografiar sus experiencias, mientras que al segundo grupo no se les permitía fotografiar nada.

Los resultados de las investigaciones mostraron que, en contra de su hipótesis inicial, el primer grupo disfrutaba mucho más de las diferentes experiencias. Fotografiar los momentos agradables contribuía a que la persona lo pasase mejor, se involucrase de una forma más plena en la actividad y tuviese un mejor humor durante y después de la experiencia.

Esto puede explicarse debido a que valoramos más positivamente las experiencias cuando estamos inmersos en ellas. La fotografía puede hacer que nos fijemos y prestemos más atención a detalles del momento que estamos viviendo, del lugar que estamos visitando, de todo aquello que se está presentando ante nuestros ojos.

fotografia-psicologia-disfrutar-momento

Además, tendemos a subestimar el disfrute de nuestras actividades tanto antes como después de haberlas realizado. Cuando más valoramos esa actividad es en el momento en que la estamos realizando. Piensa que para valorar una actividad tenemos que hacer el esfuerzo de pensar cómo estábamos sintiéndonos en ese momento, debemos “transportarnos” a ese momento. El haber estado más centrados en ella gracias a la fotografía, nos lo pone mucho más fácil, lo que hace que también a posteriori valoremos esa actividad como más agradable.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que algo que disminuye nuestro disfrute en cualquier actividad es el estar centrados en los resultados y no en la actividad en sí. Es decir, que si tu fin es fotografiar todo aquello que vives, conseguir las fotos más increíbles para aumentar los “likes” en tus redes sociales o mostrar una vida maravillosa, no estaremos hablando de lo mismo.

He aquí la trampa de todo esto. Que el fin de una experiencia concreta o de realizar una actividad sea el fotografiarlo, puede disminuir su disfrute. Podrás disfrutar mucho de la fotografía o de conseguir esos resultados, pero no tanto de las experiencias que vivas en sí (a no ser que la experiencia que buscases fuese salir a hacer fotografías, claro está).

fotografia-psicologia-lente-motivacion

Así que, dicho esto, no te sientas culpable si este verano quieres inmortalizar algún momento especial que estés viviendo o algún lugar mágico que estés visitando por el miedo a estropearlo, porque es muy posible que, por lo contrario, estés potenciando el disfrute de esa experiencia.

 

¿Qué vas a fotografiar este verano? ¡Compártelo con nosotros a través de un comentario, nuestro formulario de contacto o de nuestras redes sociales!

8 comentarios sobre “¿Fotografiar el momento hace que se estropee?

Agrega el tuyo

  1. Muy buena publicación que nos hace reflexionar. Fotografiar aquellos momentos que vivimos y queremos recordar me encanta. A mí me hace sentir que ese momento va a ser interminable, podremos disfrutar de él cuando queramos.
    Otra cuestión son los vídeos, realizándolos si creo que, en el momento, no disfrutamos como deberíamos la realidad que queremos guardar.

    Le gusta a 1 persona

    1. No he encontrado nada relacionado con cómo afecta el que grabemos videos de esos momentos… pero también creo que puede ser negativo. Con los vídeos muchas veces estamos más pendientes de que salga todo bien enfocado y encuadrado, de grabar el momento de principio a fin, y dejamos de fijarnos en toda la visión que nos ofrece el momento y que no cabe en la pantalla… acabamos viviendo el momento solo a través de ella.

      Me gusta

  2. Me gusta mucho la reflexión y además creo que son muy lógicas las conclusiones que explicas.
    Yo este verano, Yo, este verano, siguiendo las pautas de mi ” maestra emocional ” me estoy dedicando a escuchar a la naturaleza y estoy photography cantando aquellos lugares que me resultan apaciguadores y que me inspiran paz. Al fotografiarlos me los guardo para siempre y así podré recordar las sensaciones experimentadas cada vez que lo necesite.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es una herramienta fantástica… Con la fotografía puedes exprimir el momento y prestar más atención a todos aquellos detalles que hacen que ese lugar te resulte tan apaciguador… Y sin duda guardar esas fotografías te hará mucho más fácil transportarte de nuevo a ese lugar

      Gracias por tu comentario!!

      Me gusta

  3. ¡Mira que curioso! Yo suelo disfrutar el momento y si veo algo que me llama la atención saco el movil. Pero si no se me dá por sacar una foto, no fuerzo sacarla. Así recuerdo muchos lugares varias veces al mes (de los que no tengo foto) y otros los veo en las fotos y me transporto. Claro que me gustaría tener las fotos de los lugares que siempre recuerdo, pero también siento que no las necesito.

    Muy buena publicación, jamás me hubiera imaginado que alguien había investigado esto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ahí está la clave, Gerardo! En no forzar la foto ni vivir para hacer una gran colección de fotografías. Lo mejor es estar centrados en el momento de la forma que más nos ayude a estarlo y la fotografía es sólo una de las herramientas que podemos utilizar
      Muchas gracias por tu comentario!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: